Hemos De Ir Con Mala Leche.

5158417146_b738469c04_oEn ocasiones cuando en un escrito de demanda o contestación de la otra parte aparece algún exabrupto, falsedad o afirmación que de forma lógica y humana indigna al cliente, suele provocar que el mismo pida una respuesta a esa altura.

Los abogados sabemos (o deberíamos) qué es lo importante o técnicamente relevante en el curso de un proceso, y a menudo es difícil trasladar al cliente que no merece la pena entrar a según que trapos, dado que el juez no va a dar a ello ninguna relevancia y no va a afectar a sus pretensiones. En el 90% de las ocasiones eso que tanto ofende e indigna ni siquiera forma parte de los hechos objeto del proceso, y merece muy poco la pena perder energía en rebatirlo.

“Sus abogados/as son muy duros/as” “¿Usted es duro?” “¿Usted tiene mala leche?” “Necesito un abogado que plante cara”.

La valoración del Juez se ajustará a la legislación y la jursisprudencia y obviará la paja. Lo que resulte accesorio. En todo caso, si algo puede incidir es la mala fe en la actuación procesal de la parte que actúe de un modo poco apropiado.

No obstante, a veces creo que es una batalla perdida, dado que si al final el resultado no es el esperado se acostumbra a achacar a esa falta de contundencia o dureza, y aunque perfectamente exista un motivo totalmente al margen de ello que explique el resultado, queda aquello de que… “en el fondo toda esa mierda que echaron ha hecho que se salgan con la suya”.

 

Photo Credit: Nils Rinaldi.

 

Artículos relacionados:

1. ¿Uno o Dos Abogados?
2. Clientes Agradecidos.
3. Abogados Resilientes.
4. Abogados Especialistas En Derecho De Familia.
5. El Abogado Total.
6. En El Divorcio Amistoso, Cada Uno Su Abogado.

 

2 Comentarios
  1. 17 abril, 2016
    • 17 abril, 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *