Gastos Extraordinarios. Debe Buscarse El Acuerdo.

Gastos extraordinarios. debe buscarse el acuerdo.

En un principio puede servir la idea de que los gastos extraordinarios son aquellos necesarios, no periódicos e imprevisibles (como dentista, gafas, lentillas, plantillas y los médicos no incluidos en la seguridad social o seguro privado) que se abonan aparte del importe fijado en concepto de pensión de alimentos. No hace falta acuerdo para reclamarlos, pero es arriesgado hacerlo de forma directa.

Es esencial para que la reclamación del progenitor que ha hecho el gasto prospere, que los gastos extraordinarios se demuestren y puedan calificarse como tales. Incluso siendo un gasto de ortodoncia deberá determinarse su carácter extraordinario, dado que el hecho de que pueda ser conveniente no es sinónimo, al menos de entrada, de que sea un gasto necesario que deba soportar cualquier economía, salvo que sea imprescindible, y aún siendo necesario e imprescindible puede haber diferentes opciones. Hay dentistas más caros y más baratos.

Por todo lo anterior, conviene siempre buscar el consentimiento del otro progenitor, informándole de forma fehaciente (burofax) de la necesidad del gasto y del importe. Si se obtiene el consentimiento, o no contesta en 30 días, estará ya obligado al pago, tenga el gasto o no la condición de extraordinario. En caso de que se oponga deberá acudirse al pequeño procedimiento del artículo 776.4ª de la Ley de Enjuiciamiento Civil para que el gasto se declare o no extraordinario.

El caso es que la unilaterilidad no es nada aconsejable, y es por esa unilateralidad por la que la Sentencia dictada por la Sección 1ª de la Audiencia Provincial de Tarragona, en fecha de 13 de noviembre de 2015, no impone a un padre el pago respecto a una reserva de plaza para estudios por importe de 709.17 euros, dado que aunque pudiera tener la condición de gasto extraordinario, “su realización unilateral, sin acuerdo con el padre y sin recurrir a los procedimientos alternativos para fijar su condición, impide se imponga su pago al apelado”. Es decir, la unilateralidad de la madre da al traste con cualquier posibilidad de que el padre sea obligado a contribuir. Tampoco se le obliga a asumir el pago de un ordenador, ya que aunque pudiera ser imprescindible para determinadas carreras, tiene que justificarse, y en el supuesto concreto no se hace.

 

Artículos relacionados:

1. La Reclamación De Los Gastos Extraordinarios.
2. Gastos Extraordinarios. El Dentista.
3. Los Gastos Extraordinarios y El Incidente Del 776.4ª De La L.E.C.
4. Gastos Extraordinarios. Excursiones Obligatorias.
5. Gastos Extraordinarios y Extraescolares. El Acuerdo Entre Los Padres.
6. 10 Claves De Los Gastos Extraordinarios.

 

Si no te quieres perder los próximos artículos, ¡suscríbete!

2 Comentarios
  1. 2 marzo, 2016
    • 7 marzo, 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *