El Trasiego De Los Menores No Debe Impedir La Custodia Compartida.

El tipo de distribución de la guarda con cada progenitor durante la semana y fines de semana, no debe ser un motivo que impida la guarda y custodia compartida por considerar que el constante cambio de vivienda pueda afectar negativamente a la estabilidad de los menores, si ello no se sostiene en ninguna prueba pericial o documental, y si además había funcionado adecuadamente desde su establecimiento en medidas provisionales.

Hurrying generations-different ages, same direction

El ajetreo de los menores no debe impedir la custodia compartida, salvo que se demuestre que afecta a su estabilidad negativamente.

Así lo dispuso la Sentencia dictada por el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya, en fecha de 25 de mayo de 2015, en relación a un supuesto en el que dos hijos de 10 y 8 años pasaban con la madre Lunes, Martes y Miércoles hasta la entrada al colegio el jueves por la mañana, para permanecer junto al padre desde el jueves a la salida del colegio hasta el Sábado a las 11 de la mañana, salvo que le correspondiese pasar con ellos el fin de semana, y ello a pesar de que la distancia entre las poblaciones de los progenitores era de 20 kilómetros, atendiendo a que no existía un tráfico intenso o problemático.

La flexibilidad horaria del padre y la implicación en las actividades de los menores, supeditando a ellas su trabajo los días en que los tenía en su compañía, contribuyeron a la decisión.

 

Artículos relacionados:

1. ¿La Distancia Entre Los Domicilios Impide La Custodia Compartida?
2. Custodia Compartida y Distancia Entre Los Domicilios.
3. Custodia Compartida y Distancia Entre Los Domicilios (II).
4. Guarda Exclusiva A Compartida. El Interés Superior Del Menor.
5. Cambios En La Guarda y Custodia. Siempre El Interés Del Menor.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *