Adjudicación De Viviendas y Ganancia Patrimonial En El IRPF.

Para que haya  incremento o disminución patrimonial debe existir variación de valor del patrimonio y alteración en su composición, recogiendo la Ley y desarrollando el Reglamento una serie de supuestos en los que falta ese requisito de alteración en la composición, debido a que los bienes ya estaban en el patrimonio del contribuyente, tratándose, en su mayor parte, de supuestos de especificación de cuotas ideales de copropiedad en un elemento patrimonial. En estos supuestos se aplazan las plusvalías o minusvalías al momento en que, disuelta la comunidad, se vende el bien adjudicado a otra persona.

Ahora bien, en todos estos supuestos – división de la cosa común, disolución de la sociedad de gananciales y disolución de comunidades o separación de socios – la norma exige que no se produzca una actualización de los valores de los bienes o derechos recibidos -“los bienes o derechos recibidos por el sujeto pasivo se incorporarán al patrimonio por el mismo valor por el que se hubiese computado el derecho enajenado o ejercitado”-, de tal forma que si al entregarse el bien o derecho el contribuyente lo incorpora a su patrimonio por un valor distinto al de adquisición, sí existirá una alteración en la composición del patrimonio y, en consecuencia, la renta estará sometida a tributación.

Esto es lo acontecido en el supuesto que se enjuicia en la Sentencia dictada por el Tribunal Supremo en fecha de 3 de noviembre de 2010 (ECLI:ES:TS:2010:5891), en el que en las adjudicaciones los bienes se valoraron por el valor de mercado en el momento de la adjudicación y no por el valor de adquisición actualizado, lo que motivó que la Inspección sometiera a tributación la diferencia entre la compensación total recibida por el recurrente – esto es 125.000.000 ptas. – y la cantidad que el sujeto pasivo hubiera recibido de haberse calculado la compensación por el exceso de adjudicación en función de los valores de adquisición debidamente actualizados de las fincas. En el supuesto analizado no se produjo la incorporación de los bienes adjudicados al sujeto pasivo por el mismo valor por el que se hubiese computado el derecho enajenado o ejercitado, conforme exige la normativa, sino que se efectuó una actualización al valor de mercado de los referidos bienes para fijar la compensación entre ambos comuneros, quedando sus patrimonios en una situación distinta a aquella en la que se encontraban mientras estaba vigente la comunidad. En consecuencia, no se produjo una especificación de la cuota del sujeto pasivo sobre la comunidad de bienes, sino una alteración en la composición del patrimonio del mismo como consecuencia de la entrada de dinero que supone el pago de la compensación para ajustar las diferencias entre los valores de mercado de los bienes adjudicados, resultando de aplicación el art. 77.1 .b) de la disposición reglamentaria que señala que la incorporación al patrimonio del sujeto pasivo supone una alteración en la composición de aquél, si bien la alteración patrimonial sólo recaerá, tal y como señaló el actuario, sobre la parte de la compensación en metálico correspondiente al exceso respecto a los valores de adquisición actualizados fiscalmente determinados en el acta y en el informe ampliatorio.

Atendiendo a lo anterior, resulta conforme a Derecho la actuación de la Inspección al liquidar como incremento de patrimonio la diferencia entre la compensación total recibida y aquella cantidad que hubiese compensado el exceso de adjudicación si éste se hubiese calculado en función de los valores de adquisición de las fincas, debidamente actualizado en la forma prevista en la Ley del Impuesto.

En el IRPF, el hecho imponible en los casos de incrementos patrimoniales tiene lugar por el propio incremento, que no se produciría si se diese a los bienes objeto de la división el mismo valor de adquisición, pero no cuando ese valor es superior, ya que en ese caso, es obvio, que ese aumento económico si ha alcanzado realidad, máxime cuando, como ocurre en el caso referido, el exceso se cubre con dinero procedente de uno de los titulares.

 

Photo Credit: Fotolia.

 

Artículos relacionados:

1. División De La Cosa Común y Ganancia o Pérdida Patrimonial.
2. El IRPF En La Adjudicación De Inmuebles.
3. La Tributación De Los Excesos De Adjudicación.
4. Disolución De Vivienda En Común y Adjudicación Al Otro A Cambio De Dinero (Exceso).
5. El Pago De La Pensión Compensatoria Con Un Inmueble, y Su Repercusión Fiscal.
6. La División De La Cosa Común y El IRPF.

 

Si no te quieres perder los próximos artículos, ¡suscríbete!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *