Disolución De Vivienda En Común y Adjudicación Al Otro A Cambio De Dinero (Exceso).

Respecto a la extinción de la comunidad de bienes que se constituye por un acto de voluntad de las partes, debe distinguirse entre dos supuestos:

· La extinción que se produce con adjudicación a cada uno de los comuneros en proporción a su cuota de participación, sin que se produzca exceso de adjudicación a ninguno de ellos.

· La extinción del condominio por decisión de los comuneros con adjudicación de los bienes a uno de ellos, con exceso de adjudicación sobre su cuota de participación, compensando económicamente o de cualquier otra forma al otro.

El artículo 33.1 de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, establece que “son ganancias y pérdidas patrimoniales las variaciones en el valor del patrimonio del contribuyente que se pongan de manifiesto con ocasión de cualquier alteración en la composición de aquél, salvo que por esta Ley se califiquen como rendimientos”.

El apartado 2 del mismo precepto dispone que “Se estimará que no existe alteración en la composición del patrimonio:

a) En los supuestos de división de la cosa común.

b) En la disolución de la sociedad de gananciales o en la extinción del régimen económico matrimonial de participación.

c) En la disolución de comunidades de bienes o en los casos de separación de comuneros.

Los supuestos a los que se refiere este apartado no podrán dar lugar, en ningún caso, a la actualización de los valores de los bienes o derechos recibidos.”

Conforme con lo anterior, la disolución de una comunidad de bienes y la posterior adjudicación a cada uno de los comuneros de su correspondiente participación en la comunidad, no dará lugar a una alteración en la composición de sus respectivos patrimonios que pudiera generar una ganancia o pérdida patrimonial, siempre y cuando la adjudicación se corresponda con la respectiva cuota de titularidad. En estos supuestos no se podrán actualizar los valores de los bienes o derechos recibidos, que conservarán los valores de adquisición originarios, y, a efectos de futuras transmisiones, las fechas de adquisición originarias.

Solo en el caso de que se atribuyesen a alguno de los comuneros bienes o derechos por mayor valor que el correspondiente a su cuota de titularidad, existiría una alteración patrimonial en los otros, generándose una ganancia o pérdida patrimonial.

Es lo que ocurre en el supuesto de la Consulta Vinculante V0894 – 14, ante la Secretaría de Estado de Hacienda de la Dirección General de Tributos, en el que el inmueble, cuya titularidad ostentan el consultante y sus dos hermanas, iba a ser adjudicado al consultante, originando a sus hermanas una ganancia o pérdida patrimonial, independientemente de que existiese o no compensación en metálico, cuyo importe se determinaría, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 34 de la Ley del Impuesto, por diferencia entre los valores de adquisición y de transmisión, valores definidos en los artículos 35 y 36 de la Ley del Impuesto, para las transmisiones onerosas y lucrativas, respectivamente.

La existencia de alteración patrimonial implica una actualización de valores de la parte cedida del inmueble.

 

Photo Credit: Fotolia.

 

Artículos relacionados:

1. División De La Cosa Común y Ganancia o Pérdida Patrimonial.
2. 5 Claves De Los Excesos De Adjudicación En El Impuesto De Transmisiones Patrimoniales.
3. La Tributación De Los Excesos De Adjudicación.
4. Liquidación Del Patrimonio. Movimientos Patrimoniales Entre Cónyuges. La División De La Cosa Común.
5. 11 Aspectos Fiscales Clave Respecto A La Ruptura De Una Relación.
6. Extinción Del Condominio Sin Excesos De Adjudicación En Separación De Bienes. Tributación.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *