El Testamento De Los Menores De Edad. Sustitución Pupilar.

Pueden hacer testamento aquellas personas que tengan 14 años ó más, auqnue los menores de edad no podrán hacer testamento ológrafo.

En el supuesto de hacer testamento a favor de los hijos menores de esa edad, será conveniente nombrar herederos de los mismos, dado que si fallecen antes de cumplir los 14 años, su herencia quedaría sin herederos. Es lo que se conoce como sustitución pupilar, mediante la cual los padres de un menor de edad pueden hacer un testamento en el que, aparte de fijar el destino de sus bienes, también deciden sobre los del hijo menor para evitar que la herencia se quede sin testamento. Es una sustitución en la facultad de hacer testamento.

No obstante, los padres no podrán designar sustitutos a las personas que quieran, sino que será la ley quien les marque las personas posibles herederas del menor, siempre dentro de la rama familiar.

Aunque parezca algo muy extraño, estas cosas, desgraciadamente, se suelen dar por ejemplo en los accidentes de tráfico con vehículos ocupados por familias enteras, siendo muy factible que fallezca un matrimonio y al cabo de los días el hijo o hijos frutos del mismo. En esos casos heredarían los hijos, pero al ser menores no podrían hacer testamento designando a sus herederos, y si falleciesen posteriormente sin testamento heredarían los familiares designados por la ley y, de no existir, la herencia sería para el Estado o la Comunidad Autónoma correspondiente.

No obstante, los padres no podrán designar sustitutos a las personas que quieran, sino que será la ley quien les marque las personas posibles herederas del menor, siempre dentro de la rama familiar.

 

Photo Credit: Fotolia.

 

Artículos relacionados:

1. Herencia De Personas Incapaces. Sustitución Ejemplar.
2. Herencia De Menores. Tutor y Administrador De Los Bienes Del Menor.
3. ¿Quién Puede Hacer Testamento? La Sustitución De Los Menores.
4. Herencia Sin Testamento. La Representación.
5. Testamentos Que No Sirven.
6. Herencias. Qué Hacer Tras El Fallecimiento De Una Persona.
7. El Codicilo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *