El Impuesto Sobre Sucesiones y Donaciones.

La planificación fiscal ante un divorcio es de vital importancia, siendo motivo suficiente para que en este blog hablemos del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones (ISD).

El ISD es un tributo de naturaleza directa y subjetiva que grava los incrementos de patrimonio obtenidos a título lucrativo por las personas físicas (herencias, donaciones y seguros de vida).

Sobre el ISD es importante tener en cuenta:

· que los incrementos de patrimonio a título lucrativo realizados a personas jurídicas tributan por el impuesto de sociedades y no por el de sucesiones y donaciones;

· que los incrementos de patrimonio a título lucrativo obtenido por el donatario tributa por el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, y no por el IRPF, mientras que los incrementos de patrimonio puestos de manifiesto por el donante si que tributan por el IRPF;

· que conforme a lo dispuesto en el artículo 6.4 de la Ley del IRPF, “No estará sujeta a este impuesto la renta que se encuentre sujeta al Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones”. Es decir, que en caso de colisión entre IRPF e ISD, la preferencia debe de resolverse a favor del segundo.

El ISD es un impuesto estatal en el que las competencias de gestión, inspección y parte de las de recaudación son cedidas a las Comunidades Autónomas. El 100% de la recaudación obtenida se cede a la Comunidad Autónoma.

 

Fuente del Post: Planificación fiscal del divorcio. Rocío Atienza Gimeno.

 

Photo Credit: Fotolia.

 

Artículos relacionados:

1. Las Donaciones, Por Escrito.
2. Ventajas De Las Donaciones Antes Del Divorcio.
3. Los Legados.
4. El Impuesto Sobre Transmisiones Patrimoniales Onerosas Ante Una Ruptura.
5. La División De La Cosa Común y El IRPF.
6. 11 Aspectos Fiscales Clave Respecto A La Ruptura De Una Relación.

 

Si no te quieres perder los próximos artículos, ¡suscríbete!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *