Criterios Del 552-11. El Interés En La Adjudicación Del Bien.

Artículo 552-11.5 del Codi Civil de Catalunya.
El bien objeto de división de la cosa común se adjudica al cotitular o la cotitular que tenga interés en el mismo. Si existen más de uno, al que tenga la participación mayor. En caso de interés y participación iguales, decide la suerte. El adjudicatario o adjudicataria debe pagar a los demás el valor pericial de su participación, que en ningún caso tiene la consideración de precio ni de exceso de adjudicación. Si ningún cotitular tiene interés, se vende y se reparte el precio.

 

El Libro Quinto del Codi Civil de Catalunya introduce a través del artículo 552-11.5º una serie de reglas para la adjudicación de la cosa común entre las que destaca el interés que tenga en el mismo cualquiera de los copropietarios.

¿Pero qué debe entenderse por ese “interés”?

dices-160005_1280La Sentencia dictada por la Sección 1ª de la Audiencia Provincial de Girona en fecha de 26 de febrero de 2008, revoca la dictada en primera instancia y que apreció que ese interés en la adjudicación se daba en relación a la copropietaria que disfrutaba de la atribución del uso de la vivienda habitual objeto de división, al considerarse el interés más digno de protección. El Tribunal, atendiendo a lo dispuesto en el apartado cuarto del mismo precepto, que fija un derecho preferente a favor del copropietario “que ostente las 4/5 partes de las cuotas” para exigir la adjudicación de la totalidad del bien, concluye que, el interés al que se refiere el apartado quinto debe entenderse que es el de obtener la totalidad del inmueble abonando al otro copropietario el valor correspondiente, pareciendo ello acorde con el derecho del comunero que ostenta mayor participación el cual, precisamente por ello, podría estar interesado en adquirir el total. Dicho de otra manera, el “interés” podría ser el de uno de los copropietarios en ostentar la totalidad, en detrimento del interés digno de protección, que bien podría encontrarse en ambas partes.

De mantenerse la interpretación de la resolución recurrida, en supuestos de adquisición de mitades indivisas de viviendas destinadas al uso conyugal, en la que uno de los esposos pierda su mitad, se impediría a la otra parte acudir al procedimiento de división de cosa común.

La citada sentencia resuelve que, sin embargo, la solución no puede pasar por proceder a la venta del inmueble en pública subasta como solicita el recurrente, dado que el Codi Civil de Catalunya, de manera expresa, establece que en el supuesto de interés y participación idéntico, decide la suerte. Es decir, la legislación catalana no prevé la venta en pública subasta, tal y como hace el artículo 404 del Código Civil, como medio de poner fin a la indivisión, sino que deja en manos del azar la adquisición de la propiedad total, peritando previamente el inmueble para que, sabido el precio, pueda alguna de las partes no tener interés en su adquisición, siendo la suerte la que decida en el caso que ello no sea así.

 

Photo Credit: OpenClipart-Vectors.

 

Artículos relacionados:

1. El Problema De La Vivienda Ante Una Ruptura. División De La Cosa Común.
2. La División De La Cosa Común Debe Pedirse En La Demanda.
3. La Casi Imposible Condena En Costas En La División De La Cosa Común.
4. División De La Cosa Común. La Aplicación De Los Artículos 806 y Siguientes De La LEC.
5. División De La Cosa Común. Pactos y Aplicación de La Ley.
6. El Ajuar No Se Incluye En La División De La Cosa Común.

 

Si no te quieres perder los próximos artículos, ¡suscríbete!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *