Varios Inmuebles. División De La Cosa Común. Alteración Patrimonial.

Con carácter previo, hay que determinar en cada caso la existencia de una o varias comunidades de bienes. 

En este sentido, y a la vista de las situaciones harto frecuentes en la práctica, hay que tener en cuenta que aunque dos o más inmuebles sean propiedad de dos o más titulares, ello no determina automáticamente la existencia de una única comunidad de bienes, sino que podrá haber una o más comunidades en función del origen de la referida comunidad. 

Así sucede cuando los bienes comunes proceden, unos de una adquisición hereditaria y otros por haber sido adquiridos por actos inter vivos, o cuando, aun habiendo sido adquiridos todos los bienes a título hereditario, procedan de distintas herencias. 

En tales casos debe entenderse que concurren dos comunidades, una de origen inter vivos y otra de origen mortis causa, o las dos de origen mortis causa, sin que en nada obste a lo anterior que los titulares de las dos comunidades sean las mismas personas. 

En el supuesto de que se trate de dos o más condominios, su disolución supondrá la existencia de dos o más negocios jurídicos diferentes que, como tales, deben ser tratados.

Dos o más bienes inmuebles.

En el caso de que existan dos o más bienes inmuebles en la comunidad de bienes, hay que atender al conjunto de los bienes que integren la misma a los efectos de determinar si la posterior adjudicación a cada uno de los comuneros se corresponde o no con la respectiva cuota de titularidad, de forma tal que pueda no existir una alteración en la composición de sus respectivos patrimonios. 

Solo en el caso de que se atribuyesen a alguno de los comuneros bienes o derechos por mayor valor que el correspondiente a su cuota de titularidad, existiría una alteración patrimonial en el otro, generándose, en éste último, una ganancia o pérdida patrimonial. De acuerdo con lo expuesto, no existiría alteración patrimonial con motivo de la disolución del condominio sobre los varios inmuebles, siempre que los valores de adjudicación se correspondan con su respectivo valor de mercado y que las adjudicaciones efectuadas se correspondan con la respectiva cuota de titularidad, conservando los bienes adjudicados los valores y fechas de adquisición originarios.

Fuente del post: Resolución del Tribunal Económico Administrativo Central (TEAR) de 7 de junio de 2018 (2488/2017).

Imagen: Pexels.

Artículos relacionados:

· División De La Cosa Común y Ganancia o Pérdida Patrimonial. Ejemplo.*
· ¿Supone La Disolución Del Condominio Una Alteración Patrimonial A Efectos Del IRPF?
· El IRPF Cuando Uno De Los Propietarios Se Adjudica Una Parte Valorada Inferiormente Respecto A La Del Otro.
· División De La Cosa Común e IRPF.
· División De La Cosa Común y Ganancia o Pérdida Patrimonial.

Si no te quieres perder los próximos artículos, ¡suscríbete!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.