¿Qué Es Realmente La Custodia Compartida?

Lo esencial de la custodia compartida es la predisposición de ambos progenitores a la colaboración en beneficio de los hijos, a pesar de que la ruptura de su relación personal se haya consolidado. Ello implica el compartir preocupaciones, atenciones, seguimiento escolar, funciones educativas y todo tipo de responsabilidades que se derivan de la función de padre o madre.

Es un error entender que toda esa colaboración depende de que los niños pasen la mitad de los días del calendario con cada progenitor. El interés de los menores es lo que predomina, más allá de la discriminación que pueda sentir un progenitor por existir un desequilibrio en el tiempo que el menor pasa con el otro, a pesar de haberse establecido un régimen de custodia compartida.

Aunque es muy frecuente, debe evitarse confundir el reparto igualitario de los tiempos con el ejercicio de la custodia compartida, partiendo del hecho de que existen muchas familias que, incluso manteniendo la convivencia conyugal, asignan funciones, responsabilidades, cuidados y permanencias de los hijos con el padre y madre de forma desigual, y no por ello se pone en duda que la guarda se ejerza de forma compartida (Sentencia dictada por la Sección 12ª de la Audiencia Provincial de Barcelona, en fecha de 27 de marzo de 2014).

 

Artículos relacionados:

1. ¿Guarda y Custodia Compartida, o Pasar Más Tiempo Con Mis Hijos?
2. La Custodia Compartida No Es Un Premio.
3. Cuando El Nombre No Hace La Cosa.
4. La Guarda y Custodia y El Uso De Las Palabras.
5. Calificar La Guarda.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *