Ninguna Gracia.

Ayer mi compañero Marc Trayter ponía el dedo en la llaga con un comentario en Facebook en el que decía “Hay padres que de forma muy peliculera dicen que lo harían “todo” por su hijo, cuando quizás no diciendo palabrotas delante de él ya harían mucho.”

Decir delante de los niños cuando sale Shakira en la tele que es una gorda sudaca, que un “Sex Symbol” como Jennifer López tiene el culo gordo o que fulanito es feísimo/a, así como llamar subnormal a quien hace algo que no nos gusta, sólo contribuye a crear y perpetuar estigmas despectivos y hacer que nuestros peques otorguen connotaciones negativas a condiciones, circunstancias o minusvalías que deben tratarse con normalidad, sensibilidad y voluntad de integración.

Los niños son esponjas. El lenguaje y las palabras que se usan en un determinado tono y contexto son muy importantes. Debemos ser cuidadosos. También es feo decirle a tu hijo antes de salir a la calle “cuidado no te robe un moro”.

 

 

 

Artículos relacionados:

1. Educar Con Humor (Carles Capdevila).

 

Si no te quieres perder los próximos artículos, ¡suscríbete!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *