Medidas Provisionales y Sentencia Recurrida.

El auto de medidas provisionales tendrá validez hasta que se dicte la sentencia que ponga fin al procedimiento principal de divorcio o modificación de medidas. Y aunque se presente recurso de apelación contra esa sentencia, desde el momento en el que la misma se dicte, lo que resuelva pasará a regir la vida familiar y será de obligado cumplimiento en sustitución de lo dispuesto en el auto de medidas provisionales.

Si alguna de las partes no cumple con las obligaciones que se deriven de esa sentencia, podremos solicitar la ejecución de la misma sobre la pensión de alimentos a favor de los menores, el régimen de guarda y visitas en relación a cada progenitor con los hijos, y la atribución del uso de la vivienda familiar, dado que son pronunciamientos que tienen eficacia directa.

En cuanto a medidas como la pensión compensatoria y la compensación económica por razón de trabajo también las podremos ejecutar aunque hayan sido recurridas en apelación, pero por los trámites de la ejecución provisional, que tiene la particularidad de que en el caso de revocarse la sentencia en apelación (que se produzca un pronunciamiento contrario al de primera instancia) deberán devolverse las cantidades abonadas.

 

 

Etiquetas:
2 Comentarios
  1. 19 octubre, 2017
    • 23 octubre, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *