Marzo.

Pues empieza el mes de la primavera. Buena época. Dejaremos atrás el invierno. Aunque a estas alturas mucha de la gente con la que hablo dice que no ha hecho mucho frío, yo creo que tienen poca memoria. Yo he pasado mucho frío este invierno. Acabaremos el mes cambiando la hora y con las tardes más largas. Me gusta.

En lo profesional también se presenta un mes con una agenda repleta pero intensa. Apretada pero apasionante. Retos complicados pero atractivos, y que espero solventar satisfactoriamente.

Y como siempre, no dejaré de enriquecer mi formación allá donde vea una oportunidad que merezca la pena. Por ejemplo, este próximo martes 4 de marzo, asistiré a una sesión sobre las consecuencias penales de la reclamación internacional de alimentos que se celebrará en el ICAB. Y es que con la globalización, la inmigración, las redes sociales, etc… el elemento internacional está cada vez más presente en nuestras vidas y relaciones. ¿Quién no conoce hoy en su familia o entorno más cercano a alguien que tenga una pareja de otro país?

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *