Larga Vida A Los Abogados De Familia.

Rafael Santandreu (Barcelona, 1969), es un psicólogo catalán autor del best seller Ser feliz en Alaska.

En este post recojo lo más interesante de la entrevista que le hicieron hace una semana en El NACIONAL.CAT, en la que muestra su filosofía sobre las relaciones de pareja, y que he sintetizado en 9 puntos muy claros y concretos que son los siguientes:

 1. Es una creencia irracional que necesitemos tener pareja para estar bien.

Somos más felices sin pareja que en pareja. No sólo no la necesitamos sino que es más fácil ser feliz sin ella.

Es una necesidad inventada que cada uno se crea, y que acabará mal por dos motivo:

· si no la encuentras o la pierdes te considerarás un desgraciado;

· y si la tienes no te dará la felicidad que tú te habías dicho que te daría, llevándote ello a la decepción, confusión y a la crisis. Y es que pedimos cosas a nuestras parejas que no están capacitadas para darnos.

2. ¿Cómo se puede evitar una ruptura?

No exigiendo nada aunque tengas razón. La exigencia es el factor mataparejas número uno. Todo deben ser sugerencias tales como “cariño, eres la persona más maravillosa del mundo, te pondría un 10 de nota, pero sería matrícula de honor si hicieses esto o lo otro”.

De esta forma se resta importancia al problema, teniendo tu pareja la opción de hacerlo o no.

3. Por qué hay más rupturas ahora que antes?

Porque antes las relaciones eran imposiciones del hombre sobre la mujer. Uniones artificiales y no libres. Si las uniones son libres ya no se quiere estar juntos mucho tiempo. La historia de los matrimonios ha sido la de la compra de las mujeres por parte del hombre. Una forma de exclavismo. No tenían libertad.

4. Los humanos no estamos hechos para estar muchos años en pareja.

No debe extrañarnos que las parejas se separen. La tendencia irá a más y es normal. De hecho, haremos bien en separarnos, dado que en realidad no estamos hechos para estar en pareja mucho tiempo.

Debemos estar los menos años posibles. La pareja es algo artificial. El ser humano nunca ha estado en pareja hombre – mujer, ha estado en formación de tribus pero no en pareja hombre – mujer. De hecho no lo hace ningún mamífero. Es algo muy extraño.

Para las personas es aburrido, cansado y muy pesado estar en pareja. Mata el deseo sexual.

5. El deseo sexual desaparece a los 3 años y el cansancio de la pareja llega a los 5 años.

Lo mejor sería no tener pareja nunca. No existe posibilidad alguna de reenamorarse ni de recuperar el deseo sexual.

Hay que buscar otra persona.

6. Separarse es muy normal.

No debe verse como un fracaso personal o como que el otro te ha hecho una putada. Es lo más natural y razonable. Si no se hace hincapié en ello la gente sale de la separación con una sensación de pérdida y de fracaso, cuando lo sucedido es lo más normal del mundo.

El 50% de las parejas jóvenes no duran más de 10 años, y en 20 años se separará el 90%.

7. No separarse por los hijos.

El problema no es la separación sino separarse mal.

Los problemas vienen del rencor y las peleas. Si la separación se hace con naturalidad, amor y plena colaboración, los niños estarán estupendos y los entrenarás para cuando sean mayores y se separen de sus parejas.

Una separación bien hecha no es un problema para los hijos. El problema es cuando los padres se ponen histéricos por su propio sentimiento de culpa y fracaso. Deben darse las gracias por el tiempo que han estado juntos y prometerse una relación de amor y amistad para siempre.

Es absurdo dejar a una pareja. Separarse sólo debe suponer un cambio de concepto en la relación con alguien que has querido y conoces tan bien. Es una pérdida que no tenemos porqué tener.

8. La fidelidad es irracional.

Supone una represión inadecuada de deseos normales del ser humano. Tanto del hombre como de la mujer.

Ser infiel es una necesidad como beber agua para hidratarse. Los mamíferos no somos monógamos, sino promiscuos. Muy promiscuos.

Muchos se condenan a una vida sexual muy pobre debido a la imposición de la fidelidad. Existe mucha infelicidad provocada por el descubrimiento de la infidelidad del otro, cuando realmente es la cosa más normal del mundo. Es como si nos enfadásemos mucho y tuviésemos una crisis de pareja cuando pillamos a nuestra pareja bebiendo una cantidad de agua correcta al día para hidratarse. Eso no tendría sentido por ser normal al pedirlo nuestro cuerpo, y la infidelidad es exactamente lo mismo. No hay nada más racional en el mundo.

El 50% de los hombres y el 33% de las mujeres son infieles varias veces a lo largo de la relación, sin que en estos porcentajes se incluyan los que querrían serlo pero no lo hacen por no tener ocasión o no atreverse. Sumados todos, serían muchos más.

9. ¿Lo ideal no sería avisar y dejar la pareja antes de ser infiel?

No es recomedable. Lo ideal sería establecer relaciones abiertas de forma consensuada, pero Santandreu aprueba la infidelidad. El engaño.

Aunque lo ideal sería no engañar, nos vemos forzados a hacerlo porque la gente racional piensa que la promiscuidad está muy bien y se encuentra con que no puede desarrollar lo racional, porque la sociedad le castigaría de tal forma que le sería muy difícil encontrar pareja. Entonces viene la mentira.

Ese sinsentido respecto a la sexualidad, hace que la salida menos mala sea la infidelidad, y por eso es tan habitual.

 

Sé que en este tipo de posts es muy difícil que nadie se moje comentando, a pesar de ser los más leídos. Pero por intentarlo que no quede. Sólo pido que me digáis sobre lo expuesto en relación a la entrevista a Rafael Santandreu si estáis:

a) Muy de acuerdo.

b) De acuerdo.

c) En desacuerdo.

d) Muy en desacuerdo.

Vamos!!!

 

Photo Credit: Fundación Cajasol y Fotolia.

 

Artículos relacionados:

1. Cuando Aparece La Infidelidad.
2. ¿Tiene Sentido Hoy En Día El Matrimonio?
3. La Persona Que Necesito (Tracy McMillan).
4. Amor, Pasión, Pareja … ¿Es Posible Todo A La Vez?
5. Celos.
6. ¿Amor Sin Sexo?

 

4 Comentarios
  1. 26 marzo, 2017
  2. 26 marzo, 2017
  3. 27 marzo, 2017
  4. 29 marzo, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *