Forma De Llevar A Cabo La Exploración Del Menor.

La exploración del menor consiste en que el Juez o Tribunal, de forma directa, escuche al menor.

Respecto a la forma de llevar a cabo esa exploración, la ley no dice nada, quedando todo a expensas de la práctica de cada juzgado.

El Juzgado de Familia número 5 de Málaga sigue un protocolo bastante recomendable en la práctica de la exploración, dado que el menor toma contacto inicialmente con la psicóloga del equipo técnico, y cuando ya se encuentra en un ambiente más distendido entra el juez para conversar con él. Sin embargo, existen juzgados en los que el menor entra y sale por la puerta en un visto y no visto, para encima explicar que el señor le ha preguntado si prefiere estar con mamá o con papá.

La exploración se practica de forma reservada. Sólo están presentes el Juez y el Ministerio Fiscal, que debe encontrarse presente, conforme a lo dispuesto en los artículos 749. 2 de la Ley de Enjuiciamiento Civil y 2. 1 de su Estatuto Orgánico, pero sin la presencia de las partes ni sus abogados.

La Sentencia del Tribunal Constitucional 17/2006, de 30 de enero, considera que esa ausencia de las partes no vulnera derechos fundamentales, sino todo lo contrario, ya que su presencia coartaría la libertad de los menores, a los que ya puede afectarles el mero hecho de comparecer en el Juzgado. La exploración debe llevarse a cabo con discreción, intimidad, seguridad, recepción de apoyo, libertad y adecuación de la situación para preservar que los menores se expresen con el mayor grado de autonomía y sin coartar sus opiniones, evitando el «conflicto de lealtades».

 

Fuente del Post: Revista de derecho de familia. Número 76. Thomson Reuters Aranzadi.

 

Photo Credit: Fotolia.

 

Artículos relacionados:

1. La Exploración Del Menor y Su Declaración Como Testigo.
2. El Valor De La Exploración De Los Menores.
3. Exploración Del Menor: ¿Se Debe Dar Traslado de Su Contenido A Las Partes Para Su Valoración? (Por Cristóbal Pinto Andrade)
4. Formas De Oír Al Menor.
5. Lo Que Diga El Niño. ¿Hasta Cuándo?
6. Declaración Como Testigos De Los Hijos Menores y Tachas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *