365.

Quien me conoce un poco sabe que huyo del autobombo. Pero hoy voy a hacer una excepción. Hoy me hago un homenaje con este post. Y es que una vez lo publique, habré cumplido justo un año publicando un artículo a diario. De forma ininterrumpida. Desde el 12 de enero de 2014.

La verdad es que el día que me lo propuse no estaba convencido del todo de que lo iba a conseguir, pero aquí estamos. No es nada fácil. Si quieres una vida un poco tranquila es imposible. Fines de semana, vacaciones, puentes, Navidad, épocas de mucho trabajo y/o que te coinciden con juicios, declaraciones, guardias, cursos de formación … No conozco ningún blogger jurídico que publique a diario (pido excusas por adelantado si hay alguno y lo ignoro), y sobre otros temas sólo conozco a Isra García y Carlos Bravo. Mis dos referentes, y que de no ser por ellos jamás se me habría ocurrido hacer algo así.

Contrariamente a lo que podría pensarse, soy más productivo que cuando no publicaba a diario. Mi día gira entorno al post que debo escribir. Lo cocino en diversas fases. En un par o tres de ratos. Ello hace que, por inercia, al compromirse el tiempo para todo lo demás, delimite muy bien las tareas a realizar cada día y el tiempo que estoy trabajando lo haga con más intensidad para llegar a todo. Al basarse la mayoría de los escritos en sentencias judiciales, consigo también cada día conocer más a fondo la jurisprudencia de derecho de familia, y eso me lleva a mejorar como abogado.

No. No es fácil. Pero la intención es continuar. Supone todo un reto para mi seguir adelante. Pero allá vamos.

 

Artículos relacionados:

1. Bloggear a Diario.
2. Cliente de Blog.
3. El Blog Perfecto.
4. Bienvenidos A Mi Nueva Casa.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *