Tributación De La Disolución Del Condominio En Escritura Pública. Régimen De Separación De Bienes. Exceso De Adjudicación.

La consulta vinculante V2114-14 a la Secretaría de Estado de Hacienda de la Dirección General de Tributos, se refiere a una mujer que adquirió junto a su cónyuge, con quien estaba casada en régimen económico legal supletorio de gananciales, dos viviendas gravadas con sendos préstamos hipotecarios. Posteriormente, con motivo de su separación, procedieron a la liquidación de la sociedad conyugal, quedando las viviendas en proindiviso, planteándose posteriormente disolver el condominio y adjudicarse cada cónyuge un inmueble y el préstamo hipotecario correspondiente, siendo inferior la valoración de la parte adjudicada a uno de ellos.

Debe examinarse si se producen excesos de adjudicación en el reparto de los bienes, en cuyo caso se produciría también la sujeción a la modalidad de transmisiones patrimoniales onerosas en los términos previstos en el artículo 7.2.B) del TRLITPAJD, si este es oneroso, y en el Impuestos sobre Sucesiones y Donaciones si es lucrativo. Para que no haya exceso de adjudicación a favor de uno de los comuneros, deberá adjudicarse bienes a cada uno en proporción a su cuota, y compensarse las diferencias que resultasen a favor de uno u otro en metálico, tal y como establece el artículo 1.062, párrafo primero, del Código Civil (“Cuando una cosa sea indivisible o desmerezca mucho por su división, podrá adjudicarse a uno, a calidad de abonar a los otros el exceso en dinero”). Los Tribunales Económico-Administrativos vienen considerando a los inmuebles como “un bien que si no es esencialmente indivisible, si desmerecería mucho por su división” (Tribunal Económico-Administrativo Regional de Madrid: Resoluciones de 15 de junio de 1992 y 8 de junio de 1995).

Para que el exceso de adjudicación que plantea la consulta citada no tribute, debe de compensarse en dinero. Ahora bien, el valor que se debe tener en cuenta no es el valor de adquisición sino el valor real de los inmuebles, que se entiende que es el valor de mercado. Por lo tanto, si existe un exceso de adjudicación por parte de uno de los comuneros y se compensa con dinero al otro comunero, será un exceso de adjudicación de los que no tributan, mientras que si se compensa pero no con dinero, sino con otros bienes, será un exceso de los que tributan como transmisión patrimonial onerosa, y si dicho exceso no se va a compensar, será lucrativo y deberá tributar en el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones por dicho exceso recibido, tal y como establece el apartado b) del artículo 3 de la Ley 29/1987, del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones que recoge que:

“1.Constituye el hecho imponible:
(….)

b) La adquisición de bienes y derechos por donación o cualquier otro negocio jurídico a título gratuito e inter vivos.
(…)”.

Estableciendo el apartado b) del artículo 5 del mismo texto legal que:

“Estarán obligados al pago del impuesto a título de contribuyentes, cuando sean personas físicas:
(…)

b) En las donaciones y demás transmisiones lucrativas “inter vivos” equiparables, el donatario o el favorecido por ellas.
(…)”.

 

Photo Credit: Fotolia.

 

Artículos relacionados:

1. Extinción Del Condominio Sin Excesos De Adjudicación En Separación De Bienes. Tributación.
2. Extinción Del Condominio Sin Excesos De Adjudicación En Sociedad De Gananciales. Tributación.
3. Extinción Del Condominio Sin Excesos De Adjudicación. Bienes Destinados A Actividades Económicas.
4. El Impuesto Sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados. La Disolución De La Comunidad De Bienes.
5. Impuesto Sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados. Un Supuesto Concreto.
6. Algunas Claves Del Impuesto De Transmisiones Patrimoniales Onerosas y Actos Jurídicos Documentados.

 

Si no te quieres perder los próximos artículos, ¡suscríbete!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *