Cambio De Guarda. Domicilio Compartido y Precariedad Del Progenitor Custodio.

La falta de un entorno adecuado puede llevar al cambio de guarda.

Los tres cambios de domicilio en apenas un año y el hecho de no poseer un domicilio fijo al compartir piso o habitación con otras personas, dibujan una incertidumbre en la vida que le ofrece una madre guardadora a su hija menor, a lo que se suma la ausencia de contacto tanto con la familia materna como paterna, y la falta de asistencia a clases. Además, presenta una precaria situación económica, reconoce que realiza trabajos esporádicos de camarera o de limpieza, siendo ayudada por su familia, hasta el punto de admitir que sus ingresos son los alimentos que percibe para sus hijos.

La Sentencia dictada por la Sección 3ª de la Audiencia Provincial de A Coruña, en fecha de 10 de diciembre de 2014, considera todo lo expuesto más que suficiente para entender que ha habido un cambio sustancial de circunstancias en perjuicio de la menor, que aconsejan otorgar la guarda y custodia de la menor al padre, y un amplio régimen de visitas para la madre, modificando así la guarda materna establecida en su día de mutuo acuerdo por los progenitores.

 

Artículos relacionados:

1. La Importancia Del Entorno Del Menor.
2. Guarda y Custodia. El Interés Del Menor Como Elemento Determinante.
3. Guarda y Custodia. La Importancia De Las Necesidades Del Menor.
4. La Protección Del Menor En Catalunya.
5. Cambios En La Guarda y Custodia. Siempre El Interés Del Menor.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *