Justicia Gratuita y Escojo Abogado

Creo que esta posibilidad no es muy conocida entre la gente de la calle, e incluso entre muchos de los que formamos parte de este mundo profesionalmente (confieso que yo hasta hace poco tiempo lo desconocía), y es que la Ley 1/1996, de 10 de enero, de Asistencia Jurídica Gratuita, en su artículo 28, prevé la posibilidad para el justiciable al que se le haya reconocido la justicia gratuita de que el mismo sea quien designe a su abogado y procurador de confianza, ahorrándose así también las tasas.

Artículo 28 Renuncia a la designación.
Quienes tengan derecho en los términos previstos en esta Ley a la asistencia jurídica gratuita podrán, no obstante lo previsto en el artículo anterior, renunciar expresamente a la designación de abogado y procurador de oficio, nombrando libremente a profesionales de su confianza debiendo constar expresamente este extremo en la solicitud y afectando simultáneamente esta renuncia al abogado y procurador.
La renuncia posterior a la designación, que, asimismo, deberá afectar simultáneamente al abogado y procurador designados de oficio, tendrá que ser comunicada expresamente a la Comisión de Asistencia Jurídica Gratuita y a los correspondientes Colegios Profesionales y no implicará la pérdida de las demás prestaciones reconocidas en la concesión del derecho de asistencia jurídica gratuita.

Oscar Cano Fuentes.
Letrado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *