Abogados (Sin Acritud).

thumb-down-307175_960_720Una vecina que ronda los 70 años me dice que un señor le ha dicho que se coja un abogado para lo de su caída en el autobús. Que así podrá sacar más dinero porque sino la compañía de seguros del bus le dará lo mínimo. Y claro, ella me aborda en el ascensor. Ante la sorpresa, le digo que vale. Que ya me pasaré por su casa para que me de todos los papeles del médico, rehabilitación, etc… Hasta me dice que tiene un testigo superdispuesto.

Como yo no estoy acostumbrado a llevar esos temas lo que hago es derivarla a un compañero de toda confianza familiarizado con asuntos así. Llamo al compañero. Lo pongo más o menos en antecedentes. Se lo explico a la señora y les doy a ambos los datos de cada uno. Me quedo convencido de que la he dejado en buenas manos.

Pues pasada una semana me encuentro con la señora, y me dice que al final abogado no. Que su hija ha mirado por Internet (me acalara que una de las dos hijas que sabe mucho de eso de Internet, porque la otra no sabe nada), y que ha visto que por lo que ella tiene y tal ya sabe lo que le tienen que dar y que no vale la pena. Que como el médico (no se cuál) dice que ya es mayor y muchos dolores se los achacan a eso, pues que no le pondrán en los papeles que todo el dolor que tiene es por el accidente. Que además su hija ha hablado con una de la mafre y le ha dicho que sí. Qué es eso. Que lo que ha visto ella en internet es lo que le tienen que dar. Le pregunto: ¿pero le llamó el abogado? – Sí. Pero le dijimos que no. Epic Fail!!!!

También hace unos días, un conocido. Vía Facebook me aborda. “Oye, que no sé a quien acudir y yo sé que tu llevas de esto. Que estoy en un aprieto con mi pareja. Bueno. Como te imaginarás me separo, y tengo el problema de mis dos hijas pequeñas. Que lo que tenemos claro es que lo queremos hacer sin abogados y sin juicio.”

Tras intercambiar un par de mensajes me doy cuenta de que está muy perdido. Dice que no sabe si lo que le propone su pareja es más o menos correcto. Yo simplemente le digo que primero debe tener claro si será custodia compartida o no, y que luego que si los colegios son de pago, que lo que gane cada uno… “Uy!! esto es más complicado de lo que yo pensaba”. Y yo le digo que si. Qué un poco, y le recomiendo que lo haga con un abogado porque luego puede cometer errores difíciles de rectificar. En fin un par de mensajes más y…. Epic Fail!!!!

Pues eso. No sé si en relación al primer caso, esa hija cuando su madre está enferma le dice que no hace falta que vaya al médico, ya que por lo que ha visto ella por Internet ya sabe lo que le pasa y lo que tiene que tomar.

Tampoco creo que cuando alguien se encuentra mal, lo solucione buscando a un contacto del face que sabe que es médico para explicarle más o menos lo que le pasa, dejándole claro, eso sí, que lo quiere solucionar sin que intervenga ningún médico.

Seguro que de este “huir de los abogados” tenemos gran parte de culpa los propios abogados a través de muchas intervenciones irresponsables a lo largo de la historia, que han contribuido a degradar hasta tal punto la profesión. Pero yo cuando tengo un problema acostumbro a acudir al que sabe de eso.

 

Photo Credit: Clker-Free-Vector-Images.

 

Artículos relacionados:

1. Clientes Qué Hacen Mejor Al Abogado.
2. Abogados Especialistas En Derecho De Familia.
3. Abogados Resilientes.
4. Que No Puedan Pensar Que Son Un Número.
5. ¿Uno o Dos Abogados?

 

2 Comentarios
  1. 20 Septiembre, 2016
    • 23 Septiembre, 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *